Archivo de la categoría: Artículos propios

Se un Gestor de emociones


Reúne a tu familia, amigos, vecinos, colegas, conocidos, a quien tú quieras, en una casa, en una sede vecinal, en una casa, en salón prestado, en una sala de clases, en una sala de reuniones, cualq…reunion

Origen: Se un Gestor de emociones

Soy así….. y ¿qué?


SoberbiaHabrán escuchado alguna vez a alguien decir “soy así… y ¿qué?” “le guste a quien le guste”. Esto se refiere a ciertos comportamientos recurrentes de esa persona, los cuales, seguramente, provocan molestia o heridas en otras personas, motivo por el cual quien es referido defiende su comportamiento o actitud con un “soy así… y ¿qué?”. ¿Qué hace que nos aferremos a ciertas conductas y las repitamos una y otra vez, incluso a aquellas que nos hacen infelices y más aún, aquellas que hieren a otras personas?

Sigue leyendo

¡Insólito! En Chile figurar políticamente está primero que la educación de nuestros hijos.


InterpelaciónHemos sido testigos de un patético show televisivo, cuyo único objetivo era derribar al oponente, en circunstancias de que el tema central era ¡La Educación de nuestros hijos!

Debo decir que no comparto las bases de la Reforma Educacional, pues me parece que la base o cimiento debe ser la calidad de la educación enfatizado en el profesorado, en la malla curricular y en los contenidos de educación emocional en todos los niveles de aprendizaje y en la educación docente y finalmente, y no menos importante, la asignación de recursos financieros y su correcta administración. Digo esto último, pues he podido conocer escuelas municipales de excelencia y con una profunda preocupación por los niños, y no digo en Las Condes, sino de comunas pequeñas en el sur de nuestro país, comunas que probablemente un 80% de la población nacional no sabe siquiera que existen. No me parece que la gratuidad en la educación municipal (que ya lo es), ni que los colegios Particulares subvencionados también sean gratuitos, ni eliminar las pruebas de admisión en los establecimientos escolares, entre otros, entreguen un aporte a las bases que mencioné anteriormente.

Sigue leyendo

Aprendamos a conectarnos con el aquí y el ahora


Homero8¿Qué es el aquí y el ahora? Es el momento presente. No es ni la reunión de la tarde, ni las ventas de ayer, ni el examen de la próxima semana, ni las vacaciones de verano, ni el engaño del marido hace tres años, ni el abandono de mi madre cuando era niña, ni la discusión de la semana pasada con mi colega, no es ni siquiera, el almuerzo de hoy, aún cuando vaya en camino hacia el casino de la empresa. Tampoco se trata del “hoy”, pues el día de hoy tiene 24 horas de duración. Hablo específicamente de este preciso momento en el cual estoy escribiendo, “el aquí y el ahora”.

Sigue leyendo

La reflexión, la base del crecimiento personal


Reflexión

La reflexión, la base del crecimiento personal

Muy simplificado podríamos decir que de la reflexión viene la toma de conciencia, el autoconocimiento, le siguen los cambios, luego el crecimiento personal y espiritual y el agradecimiento. La reflexión puede ser una autoevaluación o la evaluación que le das a la conducta de otros. Luego asumes, conversas contigo mismo, corriges en el caso de que sea una autoevaluación y conversas con el otro en el caso de la evaluación de otra persona, siempre y cuando amerite. Digo “conversas”, pues las sugerencias y/o consejos suelen ser mal interpretados y claro, quienes somos nosotros para juzgar las conductas de los demás. También dije “cuando amerite”, por lo mismo que acabo de escribir. No obstante, cuando se trate de personas que ustedes aprecian, y a la vez sabes que tu opinión es importante para el otro, entonces podemos, más que aconsejar o sugerir, reflexionar juntos.

Sigue leyendo

El monólogo de la suerte


TrébolHola a todos, me presento para quienes no me conocen soy “la suerte”. Bueno en realidad no necesito una gran presentación, porque todos me conocen. No sólo en Chile sino en el mundo entero. Me paso la vida haciendo feliz o tremendamente infeliz a la gente que cree en mí. Y vaya que muuuuucha gente cree en mí. Puedo ser muy benevolente y generosa, pero cuando se me antoja soy muy mala y ni siquiera me arrugo, cero remordimiento. A veces soy la euforia y la alegría de las personas, pero otras veces soy la desgracia, la tristeza y el desconsuelo.  Tengo muchísimos seguidores y me alimento de ellos. Mientras más creen en mí, más hago por ellos. Me imagino que se están preguntando ¿cómo hago para decidir si ser buena o mala con una persona?

Sigue leyendo